Menu





El Verano con tu perro

 

5 Pasos a tener en cuenta en las vacaciones con perros.

Durante el verano la mayor parte de la gente se va de vacaciones con su perro, a la casa de la playa, del pueblo o a una casa rural con la familia. Estas situaciones son momentos de cambios muy importantes para los perros, y la mayoría de ellos no entienden el porqué de esta situación y si el cambio va a ser temporal o permanente.

Teniendo en cuenta unos determinados consejos, ayudaremos a no generar en ellos un posible trauma que luego pueda repercutir en la rutina del resto del año.

1 Fijar rutinas

Aunque durante las vacaciones lo primero que hacemos es perder las rutinas, normalmente haciendo desaparecer el móvil y el reloj, debemos mantenerlas fijas, por el bien de nuestro perrete, esto significa salir las mismas veces que durante el resto del año y por un periodos de tiempo similar.

2 Reconocimiento del terreno

Debemos permitir al perro conocer el lugar donde va a estar durante las vacaciones. Dejándole explorar la casa con normalidad. Aunque después haya zonas que no le estén permitidas entrar, es aconsejable que en la primera exploración conozca el nuevo entorno. Con respecto al exterior de la casa: los primeros paseos serán tranquilos por los alrededores, dejándole olfatear y marcar todo el territorio.

Si el sitio de veraneo es mucho más ruidoso que el habitual deberemos dejar al perro observar desde una posición segura para él. Debe asegurarse que el nuevo ambiente no es peligroso.

Si durante los primeros días le cuesta salir a la calle, nunca le forzaremos.

3 Momentos de soledad

Es aconsejable que los primeros días no dejes sólo al perro en una casa desconocida, cuando compruebe que esta casa es la de ahora, y que siempre regresas a ella, puedes ir dejándolo por periodos cortos de tiempo, hasta dejarlo el rato al que normalmente esté acostumbrado.

Cuando nos vamos de vacaciones, pensamos que se quedará tranquilo cuando se quede sólo, igual que hace habitualemte. Con ello pensamos que se va a quedar igual que en nuestra casa, pero él no conoce el nuevo territorio y no sabe si vas a regresar y cuanto vas a tardar.

Debemos tener especial cuidado en aquellos perros que alguna vez se han quedado en casa solos llorando,  han causado algún destrozo o han tenido problemas al quedarse sólos.

4 Mantener la misma atención

Debemos mantener la atención que tenemos con el perro el resto del año. Si está acostumbrado a manipulaciones y cepillado diarias, debemos seguir manteniéndolas.

Por otro lado no debemos dar mucha más atención de la que está acostumbrado, puesto que si no, la vuelta a la rutina será mucho más dura.

5 Los niños

Muchas veces vamos de veraneo con niños de la familia, muchos perros no están acostumbrados a esta situación y los dejamos solos, pensando que así se cansaran mutuamente. Es peligroso y desaconsejable dejar a un niño y aun perro solos, siempre ha de haber supervisión por un adulto. No solo es preocupnte las reacciones del perro, la mayoría de las veces los niños son los causantes del terror en el perro y con ello la desafortunada mala reacción por parte del perro.

Debemos enseñarles a relacionarse perros y niños con normalidad, enseñándoles juegos que puedan realizar y que no lleven a un aumento del estrés o de la excitación. 

Cuando preparemos unas vacaciones debemos contar con regresar unos días antes para que al perro le sea más fácil volver a la rutina y estabilizarse nuevamente en el nuevo hogar. Si en éste periodo veis que hay algún problema es aconsejable contactar con un experto en comportamiento.

www.Adiestralo.com