Menu





¿Cómo elegir un adiestrador canino para mi perro?

Actualmente en el mercado nos encontramos con mucha oferta de adiestrador canino, pero no todos son profesionales y nos pueden ayudar con el problema de nuestro peAdiestramiento con clickerrro. 

En este artículo vamos a dar 5 claves para elegir un buen educador o adiestrador canino profesional.

 

¿Me hará factura del servicio de adiestramiento?

 

Esta pregunta es una de las más importantes a la hora de elegir, si te factura el servicio significa que ejerce su trabajo con profesionalidad y que tiene el suficiente trabajo y demanda de clientes como para pagar impuestos por la actividad que ejerce. Desconfía de adiestradores que te ponen excusas o que incrementan el precio del adiestramiento si les pides factura.

¿Qué experiencia tiene?

Hay adiestradores caninos que acaban de hacer un curso y se lanzan al mercado como profesionales cuando en realidad acaban de llegar, pide referencias de los trabajos realizados, pregunta que formación han recibido o dónde se han cualificado, aunque no hay titulación oficial, algunas empresas de adiestramiento canino llevan muchos años formando a buenos educadores.

En 2011 publicaron en el BOE las dos nuevas titulaciones relacionadas con el mundo canino, que aún deben ser homologadas por el organismo INCUAL (Instituto Nacional Cualificaciones del Ministerio de Educación)

¿En cuanto tiempo se adiestra a un perro?

Es una pregunta que te ayudara a huir de todos aquellos adiestradores y educadores que siguen el método milagro.

Un perro necesita tiempo, paciencia y mucha dedicación por parte del propietario y un buen profesional te enseñara a trabajar con el problema de tu perro. Las tarifas planas de adiestramiento suelen ser una estafa, pues no se puede saber la gravedad del problemas sin verlo y en ocasiones hay que ser realista y aprender a convivir con el problema de comportamiento creando estrategias para no generar conflictos entre el propietario y el can.

La honestidad del adiestrador o educador es un buen punto de partida.

¿A domicilio o en residencia?

El problema con tu perro se ha generado en tu casa y en el entorno habitual en el que convives, y sois tu y tú familia los que teneis que aprender a educarlo para que los conflictos se terminen. Si llevas a tu perro a una residencia, lo que estás asegurando es el fracaso, simplemente porque tu y tú familia no sabeis qué es que lo que han hecho para que el perro deje de hacer lo que antes era el problema. La familia se tiene que implicar en el adiestramiento, no hay remedios fáciles. 

Adiestramiento en positivo

¿Qué técnicas usas? 

El respeto y la empatía hacia el perro son valores que desde adiestralo.com fomentamos, no entendemos otra manera de trabajar porque el que tiene el verdadero problema es el perro, por eso hace y se comporta de esa manera. Calificar al perro no aporta nada, no contribuye a su recuperación.

El adiestramiento en positivo crea un vínculo perro-humano muy potente capaz de supera muchos problema de comportamiento. Un adiestrador canino profesional y en continua formación optará por enseñar al perro otra estrategia para gestionar el conflicto y te mostrara cómo educarle sin presión ni castigos.

Someter al perro o humillarlo no son buenas técnicas y tampoco te las deberían enseñar pues no eres profesional y te pueden poner en peligro, el perro puede morderte o puedes agravar el problema.

Entiende el problema de tu perro y hallarás la solución sin tener que enfrentarte a él.   

www.Adiestralo.com