Menu





¿Por qué mi perro se come todo lo que encuentra?

Por Chistina Fdez. Giribets.
Etolólogo Veterinaio del equipo adiestralo.com

Los perros son animales sociales, les encanta estar en compañía, y formamos una parte importante de su vida, se diría que muchos de ellos no son capaces de vivir sin nosotros. Pero les encanta comer carroña y basura, conductas poco compatibles con nuestra higiene y forma de vida. 

 

Los perros son capaces de comer todo lo que encuentren en la calle, cualquier cosa es susceptible de ser comida. Además tienen la creencia de - mejor comerlo ahora que esperar a ver si luego hay comida más rica porque tambien me lo comeré - . Aunque estén bien alimentados y acaben de comer si encuentran un filete en la calle lo engullirán y no compartirán con nadie. Las cosas que más nos molestan que coman son las más apetecibles para ellos; cadáveres muertos, restos de comida, heces de otros animales, etc. Además debemos recordar que algunos de estos productos contienen nutrientes que ellos son capaces de absorber y alimentarse.

 

Los cachorros, hasta los 8 meses, mantienen conductas exploratorias, comportamiento normal en su edad, donde cualquier cosa que encuentren por la calle se la van a llevar a la boca. En ésta época es muy común que cojan latas, botellas, pañuelos de papel, plásticos, papel de aluminio… El problema viene cuando el propietario lo ve coger algo del suelo y va enfurecido a quitárselo. El cachorro que no lo había dado importancia a ese objeto, sólo lo trasportaba un rato, ve que tiene mucha trascendencia, ya que el dueño se ponemuy nervioso e intenta quitarselo a la fuerza. Con el tiempo el cachorro va aprendiendo que un trozo de plástico o una piedra es muy importante ya que nosotros la queremos siempre y se la arrebatamos porque somos más grandes y lo tenemos atado de la correa. Con el paso del tiempo se vuelven obsesivos de estos objetos y cuando encuentran algo lo cogen rápidamente y se lo tragan antes de que nosotros vayamos a quitárselo. ¡¡Cuánto antes me lo coma, menos me lo quitan!!!

Perro con rana

 

Esta situación empeora con el paso de la experiencia y puede llegar a gruñir cuando intentamos quitarle algo de la boca. Cuando esto sucede nos ponemos muy nerviosos y nos volvemos mucho más amenazante con el perro, lo que hace que empeore nuestra relación con él convirtiendo un momento de diversión con el perro, como es el paseo, en un campo de batalla donde gana el que se ponga más agresivo, llegando incluso a atacar. Y así lo único que se consigue es romper el vínculo propietario-perro, y que él se siga comiéndo todo lo que va encontrando. Esta conducta se complica cuando el perro va suelto y coge comida, se la come mientras huye de nosotros. Cuando se lo ha comido sigue obedeciendo o no, a la orden de llamada y es ahí donde le castigamos. Aunque en verdad lo que entiende el perro es que le castigan cuando viene a la llamada.

 

Estas conductas de gruñido pueden extrapolarse a casa, cuando roban algún objeto y se esconden debajo de la mesa y lo protegen gruñendo. Es muy probable que de pequeño le hayamos enseñado que objeto que tiene en la boca se lo quitamos y ahora lo protege porque es muy importante. Objeto que suelta objetoco que pierde.

 

No debemos olvidar nunca, que los perros son oportunistas y que se van con el mejor postor, así que si otro propietario en el parque le da premios o comida, es posible que se quede con él sin hacernos caso, eso no debe hacer que nos enfurezcamos, sino todo lo contrario, es un perro y sigue teniendo conductas propias de su especie, solo tenemos que ser más divertidos que el otro propietario y hacer que nuestro perro prefiera estar con nosotros.

 

Debemos quitar trascendencia al hecho de que coja comida de la calle, excepto si corre un riesgo para su salud. Es más importante que sea capaz de soltar y darnos cualquier cosa que coja. Debemos enseñar una buena orden de suelta y nunca quitarle nada que tenga a la fuerza. Podemos enseñarle a soltar a la orden y que además sea un juego divertido y mejore nuestra relación con él. Debemos empezar a educarle desde que es cachorro sin utilizar la fuerza, sino con refuerzo positivo, con premios y juego.

 

www.Adiestralo.com